Now Playing Tracks

jos-oshea preguntó:

OMG!!! El último fue una sugerencia que yo les di hace unos meses... Gracias por hacerme caso!! Escriben hermoso, de verdad. Me ayudan mucho a inspirarme... Son las mejores!!! No deje de hacerlo <3

themostwanted-preferences:

Claro! siempre hacemos todas las sugerencias, sólo que vamos en el orden de la lista… y sí que es larga jajaja c: que bueno que te guste lo que escribimos c: … Inspirarte? en que te inspiramos? escribes algo? :P

Saludos!

Marit,Ailu, Mechi, Pao y Yess.

Je je je je jeje je siiiii orgullosamente puedo decir que tengo 7 noves originales. (Cada uno de los lads tiene su novelas y aparte tengo una de Tomax y Jaythan) y cuando leo lo que escriben me inspiro mucho. Por ejemplo cuando hicieron el de show me LOVE… Me deprimí un poco y escribir el final de la nove de Max. Gracias chicas son las mejores

#236-. Te engaña con tu mejor amiga y hace todo para que lo perdones:

  • Tom:

    Eras de las chicas de las que le encantaba salir de fiesta y siempre que Tom estaba en la cuidad salían a divertirse un rato. Esta vez también iban tus amigas así que sería mucha, mucha diversión. “Amor ya vengo, tengo que ir al baño.” Le gritaste a Tom sobre el sonido de la música, también le hablaste a NDTMA para que lo cuidara pues Tom había tomado mucho de más y no tenía muy buena pinta. Tardaste un rato en el baño, arreglaste tu maquillaje y tu peinado, cuando todo estuvo en su lugar saliste. Cuando estabas volviendo a tu lugar, viste a Tom arrinconando a NDTMA contra la barra y besándola. Te habías quedado helada, tu amiga empujo a Tom lejos y en ese momento se encontraron sus miradas. Saliste corriendo pero sentías los gritos de NDTMA atrás tuyo. Había pasado ya unas semanas, compartías departamento con tu amiga así que la oportunidad de no verla no era una opción y aunque habías querido perdonarla, después de todo no había sido su culpa, todavía no podías hacerlo. Con Tom debería ser más fácil no verlo pero era todo peor, te llamaba a todas horas, te enviaba textos, te visitaba en la universidad y tu departamento. Simplemente no entendía que no querías verlo, habías rechazado sus disculpas unas mil veces y seguía intentándolo. Ya no soportabas estar en tu departamento, las pocas veces que veías a tu amiga te sofocaban así que decidiste tomarte unas mini vacaciones para ir a visitar a tus padres y alejarte de todo por unos días. Te habías tomado un taxi al aeropuerto, tu amiga había ofrecido llevarte pero era muy difícil verla sin acordarte de todo. Estabas en la fila esperando abordar tu avión cuando escuchaste que gritaban tu nombre. “T/N” Te volteaste a viste a Tom corriendo hacia ti. “¿Thomas que haces aq…?” Tomo tu rostro entre sus manos y te dio un dulce beso, quedaste en shock por unos segundos y luego lo empujaste para que te dejara. “¿Crees que con una corrida y un beso puedes arreglar todo? Porque no…” “No T/N, no creo que con eso pueda arreglar todo lo que la cague. Lo siento mucho y sé que te lastime, ese no era yo, era el idiota que me vuelvo cuando tomo, el Tom que era antes de conocerte. En serio nunca había sentido tanto algo en toda mi vida y si no quieres no volveremos a estar juntos pero por favor perdóname T/N.” Tom estaba casi llorando y, no sabias en que momento, tu también estabas echa un mar de lagrimas. “Yo…Thomas… Yo te amo pero me lastimaste, nunca creí que te meterías con otra chica y menos con NDTMA.” “Yo nunca quise lastimarte T/N y en ese momento se que no estaba pensando con claridad lo que hacía, sabes que me vuelvo un imbécil cuando bebo de más. Perdóname” “Tom necesito tiempo, yo…esto es muy difícil para mi. Dame unas semanas para que yo pueda… procesarlo.” Te abrazo con fuerza y beso tu frente. “Te daré todo el tiempo que necesites. Y… te había comprado esto, sino lo hubiera echado a perder, era tu regalo de aniversario.” Puso en tu mano una pequeña caja y te beso por última vez. Intercambiaron varias miradas antes de que tuvieras que abordar, en el avión abriste la caja que te había dado Tom y en ella había una hermosa cadena con un dije de corazón que decía. “You’re my everything. I love you”. Te pusiste la cadena y te dormiste pensando en lo mucho que amabas a Tom, que todo el mundo se equivoca y que sin dudas él merecía otra oportunidad.

  • Siva:

    Hace dos semanas que te habías enterado que el amor de tu vida te había engañado con tu mejor amiga de toda la vida. Hace dos semanas no sabías nada de ambos dos, tampoco querías hacerlo. Un día llegaste de tu trabajo y encontraste un ramo de flores junto a una caja de chocolates, y una carta de Siva pidiéndote disculpas, también encendiste tu celular y tenías unas 24 llamadas perdidas de Siva, 17 mensajes de texto y 15 llamadas perdida de tu amiga. Se los notaba arrepentidos al escuchar los mensajes, pero no podías perdonarlos a ninguno de los dos. Otra de tus amigas te había invitado a un concierto de una banda nueva, fuiste solo porque te habías cansado de su insistencia y debías dejar de estar encerrada en tu departamento, sufriendo porque habías perdido al amor de tu vida y a tu mejor amiga de toda tu vida. Llegaron, se sentaron en una buena ubicación, era al aire libre, entrada libre, esperabas disfrutarlo. Escuchaste una melodía conocida, y viste aparecer a tu mejor amigo y a tu ex-novio, Tom, tu mejor amigo, te divisó entre la multitud y pidió que no te movieras, ambos muchachos tomaron una guitarra y comenzaron a tocar los respectivos acordes. “Maybe you’ll never know what really happened, just because you don’t care, but just let me tell you that you are the only one I want, that event didn’t mean a thing, our story means my world”. Tus lágrimas comenzaron a salir sin filtro, sabías lo que esa canción significaba, y valía más que todas las cosas que había hecho para obtener tus disculpas. Al terminar el corto concierto, tu amiga te arrastró hasta Siva. “Hola” dijiste sin buscar su mirada “Hola T/N” tomó tu mentón y alojó un pequeño beso en tus labios. “Necesito que me perdones, te necesito nuevamente en mi vida” “Seev… la herida todavía no cierra, necesito tiempo, yo también te extraño. Dame tiempo y veré si podremos intentarlo nuevamente” respondiste con la voz quebrada intentando contener nuevamente tus lágrimas. “Recuerda que te esperaré toda mi vida.” Sonreíste débilmente y te dirigiste al auto. Esperabas que esa profunda herida cerrara y luego recapacitarías si volverías a confiar en Siva.

  • Nathan:

    Hace algunos días que notabas distante a Nathan contigo y no entendías la razón, cada que le pedías que se vieran él inventaba una excusa diciendo que tenía que ver a su familia, entrevistas,etc al principio le creíste y no le decías nada sabías que Nathan era un chico con una vida ocupada pero las últimas semanas ya no le creías nada y aunque te doliera tenías la sospecha de que Nathan tenía a alguien más "Oye T/N ¿Porqué no haces una comida e invitas a tus amigas?" "¿Sí? Según yo a tí no te caen bien mis amigas" "Bueno, hay que darles una segunda oportunidad ¿No?" "Esta bien, las invitaré para hoy" "Yo cocino" Nathan te dio un beso en la mejilla, le llamaste a tus amigas y aceptaron en ir, mientras Nathan y tú cocinaban parecia que todo era como antes, te abrazaba, te robaba besos, en fin te diste cuenta que estabas alucinando sobre lo que Nathan tenía a alguien más. Unas horas después y escucharon el timbre "Hola T/N" había llegado NDTMA "Hola" la abrazaste "Me llamo Lucy y no va a venir" te dijo ella "¿Porqué?" "No lo sé creo que le salio algo de improviso" "Bueno no importa" "Hola NDTMA" Nathan salió de la cocina y le dio un beso en la mejilla "Hola Nathan, que gusto verte" "Lo mismo digo" Nath le sonrió "Iré a la cocina a terminar la comida. Nathan ¿Podrías quedarte con ella?" "Claro" regresaste a la cocina y comenzaste a servir la comida en los platos pero el celular de Nathan sonó, tomaste el celular y fuiste a la sala pero los escuchaste hablar "Vamos Nathan, déjala... Mi novio y yo terminamos hace unos días. Tú y yo podemos seguir divirtiéndonos sin necesidad de escondernos" escuchaste a tu "amiga" y después escuchaste como se besaban, no podias creer que tu mejor amiga te estuviera traicionando con tu novio. "Pues pueden hacerlo sin esconderse, Nathan terminamos" ellos se separaron al escuchar tu voz "T/N... Yo..." Nathan trato de explicarte pero le aventaste el celular "Larguense los dos de mi casa, AHORA" no dijeron nada y se fueron, tú te pusiste a llorar, no podías creer que habías vivido engañada quién sabe por cuanto tiempo. Semanas habían pasado y cada que escuchabas hablar de Nathan sentías enojo a pesar de que lo amabas era inevitable no sentir un poco de odio por él, un día mientras estabas saliendo de tu trabajo lo viste, Nathan estaba parado frente a tí "T/N" en cuanto dijo tu nombre caminaste hacia otro lado "Necesitamos hablar... Yo te amo" lo encaraste "¿Me amas? ¡Eres un idiota! Tú nunca me amaste, si lo hubieras hecho no te hubieras besado y mucho menos acostado con mi "amiga"" "T/N perdóname... NDTMA me dejo... Solo jugo conmigo" comezaste a reírte "Me alegro... Me lastimaste y mucho cuando lo único que yo hacia era amarte y confiar en tí ¿Y tú?" las lágrimas comenzaron a salir "Podemos intentarlo de nuevo yo te amo" "Lo siento Nathan yo ya no puedo confiar en tí" te alejaste de él dejando tu corazón hecho pedazos.

  • Jay:

    la semana anterior él y tú habían tenido una muy fuerte discusión, por lo que no le contestaste las llamadas, le cerrabas la puerta a todas las posibilidades de reconciliación, pero fue tu mejor amiga quien te hizo recapacitar de que él y tú debían volver a estar juntos. “Fue la semana más horrenda de mi vida” dijo Jay teniéndote atrapada entre sus brazos. “Yo también lo pasé horrible” más te aferrabas a él. “Nunca más, ¿verdad?” “Nunca más… oye, ¿iremos a la fiesta que hará NDTMA?” “No… - dijo apartándose de ti – sabes que no es de mi entero agrado” “¿Es broma? Ella ayudó a que te perdonara” “Bueno, sí, pero quedémonos aquí regaloneando juntos” te volvió a abrazar. Luego de mucho rato de convencerlo lo arrastraste a la fiesta, saludaste a tu amiga con un fuerte abrazo, ella sonrió algo fría y en cuanto vio a Jay, notaste que el ambiente se tensó. “Voy a saludar a Mike” dijiste dejándolos solos unos segundos, pero no sólo terminaste saludándolo a él, sino que a toda la masa existente a su alrededor, luego de un rato notaste que Jay y NDTMA no estaban, y por algunos comentarios escuchaste que estaban en la terraza, por lo que caminaste a ese rumbo. “T/N, no puede saber lo que pasó, es como mi hermana y esto le rompería el corazón… me odiaría por siempre” te quedaste escuchando. “¿Qué fue lo que pasó? Nada, en eso quedamos NDTMA” “Pero es terrible, no puedo mirarla a la cara sabiendo que tú y yo… bueno, eso” comenzaron a rodar las lágrimas por tu rostro. “Las circunstancias no fueron las mejores – suspiró – me arrepiento, no sabes cuánto, pero lo hecho está hecho, no podemos cambiar las cosas, sólo ocultarlas” ella lo miró y notó que estabas atrás. “T/N…” Jay se giró sobresaltado, intentó acercarse y retrocediste los pasos que él dio, nuevamente avanzó más firme hasta ti, alcanzó a tomar tu mano. “Suéltame” negó. “T/N, los tres tenemos que hablar” “No tenemos nada que hablar, confiaba en ustedes ¡y mucho más en ti, perra!” le gritaste a tu ex amiga, forcejeaste hasta que él te soltó, saliste del departamento y comenzaste a caminar hasta tu casa, una vez allí te encerraste en tu habitación, viste tu teléfono tenías muchas llamadas perdidas, no las habías escuchado entre la pena, la rabia y tu desesperación por desaparecer. Decidiste oír uno de los cientos de mensajes que te había dejado Jay, se oía arrepentido pero ni aunque llegara arrastrándose mientras lloraba lo perdonarías, tenías orgullo primero que todo. Los días siguientes, Jay seguía insistiendo con las llamadas y mensajes, pero serían inútiles. Un día apareció NDTMA en tu puerta, ibas a cerrarle la puerta en la cara pero no te dejó. “¿Qué quieres?” “Conversar de lo ocurrido” “Habla rápido” “Todo se dio sin que lo quisiéramos, Jay estaba molesto y muy triste, hablaba de lo mucho que extrañaba, bebimos un poquito más de la cuenta y cuando lo notamos había pasado, te ama como ninguno otro lo había hecho antes, quiere su vida contigo…” “Ándate ahora antes que te saque a patadas” “Piénsalo” salió y tú te quebraste en llanto. Las semanas siguientes, los chicos intercedían por él. Luego, a todos los lugares que ibas hacía algo para llamar tu atención, pegaba carteles y cosas así, todo sin resultado. “T/N…” escuchaste su voz saliendo de clases, caminaste por su lado ignorándolo. “Por favor… sabes que te amo…” “¿Me amas? Pero eso no fue excusa para meterte con mi mejor amiga” lo empujaste sin moverlo mientras avanzabas por el pasillo. “Sé que soy el idiota más grande del mundo, que lo arruiné todo… ¡nos habíamos reconciliado recién! – su voz se quebraba, lo miraste, tenía los ojos vidriosos, se veía que era sincero - Pero a pesar de eso… te amo, aunque tú me odies, me repudies y no quieras verme nunca más en la vida, lo entiendo, sólo quería hacértelo saber, eres libre, no te molestaré más…” comenzó a alejarse. “Jay – se giró para mirarte - también te amo, pero no es fácil perdonarte por la mierda que me hiciste” “¿Me darías una cuarta oportunidad?” reíste, él sonrió, nunca te había engañado pero si más de alguna vez lo perdonaste por alguna idiotez. “Tengo que pensarlo mucho, pero mucho. No me presiones, tienes que reconquistar… - te robó un beso – mi confianza” “Perdón por ese beso…” “No te perdono…” te miró asustado y te largaste a reír. Ahora se venía un largo proceso para que pensaras si lo perdonabas: de hacerlo, lo torturarías un poquito antes de darle la respuesta y si no lo hacías se lo dirías y ya.

  • Max:

    Desde hace un año que te habías mudado a vivir con tu mejor amiga, ambas estaban en la misma carrera universitaria, lo que les impedía tener un trabajo de tiempo completo, por lo que la paga no era lo suficiente para vivir sola, menos en Londres. Ambas compartían los gastos de la comida, la renta, todo… incluso el novio. “¡Eres un desgraciado! ¿No podías buscarte a cualquier otra?” dijiste empujándolo hasta la puerta, habías llegado temprano a casa y lo encontraste con ‘tu mejor amiga’ besándose en el sofá, te atrevías a asegurar de que de haber llegado unos minutos más tarde te hubieras encontrado con otro panorama. “T/N, lo siento… yo…” “¡tú no sientes nada! Eres el peor, ¡el peor!... y tú NDTA, ¿enserio? Te consideraba mi familia, mi hermana, ¿cómo pudiste?” ella sólo te miraba... “T/N, me peleé con los chicos, estoy borracho…” “¿Y eso justifica lo que acabo de ver? Tú también estas borracha, ¿no? Ándate Max.” “Pero T/N…” “Ándate”. Te giraste, luego de unos segundos oíste la puerta y fue cuando las lágrimas comenzaron a caer, tu amiga se acercó a ti. “No me toques, ¡no quiero volver a verte! –Le gritaste– Al menos él tenía una excusa, ¿y tú qué?... Con razón siempre me pedías que lo invitara y yo de idiota, ¿te gusta verdad? ¿Ha sucedido otra vez? ¿Eh?” bajó la vista, eso lo confirmaba, no era la primera vez que Max y ella tenían un rollo. La apartaste de tu camino y fuiste directa a tu cuarto. Comenzaste a hacer una maleta con algunas cosas, no podías dormir ahí, bajo el mismo techo que esa traicionera. “T/N, ¿Dónde vas?” te preguntó cuándo cruzaste el salón, no le contestaste y saliste. La siguiente semana te estuviste quedando en casa de un amigo, mientras buscabas algo donde vivir, algo que te alcanzara con tu mísero sueldo. Max te llamaba cada 5 minutos todos los días, al igual que los chicos, no le contestarías a ninguno, sabías que era sólo para interceder por él. Un día en el que ibas saliendo de clases te lo topaste a la salida, pasaste de largo. “T/N… por favor” “¿Qué haces aquí? ¿Viniste a buscar a NDTA?” dijiste con sarcasmo. “Sabes que no, estoy aquí por ti… ¿recibiste mis flores?” “¿cuáles flores?” “las envié a la casa, cada día…” se te escapó una falsa risa, “¿pretendes que siguiera viviendo ahí?” “Por favor T/N, perdóname…” “Max, no tan sólo fue el engaño, me mentiste. Arruinaste mi vida, sabes que no tenía donde más vivir, y sabías perfectamente que si me enteraba, tendría que salir de ahí… ¿Qué pensabas?” “lo siento T/N, juro que no quise hacerte daño, yo te amo” “y yo a ti Max, – medio sonrió- pero me aseguraré de que eso cambie, no puedo estar con alguien que me engañó, eso es algo que no transo…” “¿estas lista T/N?” oíste a tu amigo, te giraste y estaba metiéndose a su coche. “Si NDTA, ya voy” “¿Qué haces con él?” arrugó la frente, dándole una mirada asesina a NDTA, “en el momento en que decidiste engañarme, perdiste todo el derecho a pedirme explicaciones por algo Max. Por favor no sigas insistiendo, no quiero tener que cambiar de número, espero que te quede claro que no cambiaré de opinión, no me busques más.” Te subiste al coche, con la sensación de que habías tomado una mala decisión, pero en el fondo sabías que jamás podrías perdonarlo, jamás podrías volver a mirarlo a la cara y no recordar lo que había hecho, preferías ahorrarte el sufrimiento innecesario.

We make Tumblr themes